viernes, 22 de septiembre de 2017

[Eddie Cabot] Desmontando a los Primarcas - Capítulo 10 - Ferrus Manus

""Todo caballero de bien que se precie de ello, debe saber distinguir en que momento se pueden pedir disculpas y en que momento no. De la misma manera es igual de importante saber cuando aceptarlas y cuando no. La primera y única consideración que se ha de tener a ese respecto, es que únicamente se tiene que excusar los actos involuntarios. Por ejemplo, estáis en un ascensor, alguien sube precipitadamente y sin querer os pisa un pie. ¿Aceptamos sus disculpas? Claro, ha sido algo accidental. De la misma forma, cuando nos suceda a nosotros expresaremos nuestras disculpas de forma breve y sincera.

Pero siguiendo con el ejemplo, imaginemos que esa persona con prisas que asalta nuestro ascensor, carga contra nosotros y nos pega una patada en el pecho. Además, mientras estamos echando hasta la primera papilla en el suelo de goma del ascensor, toca todos los botones y sale huyendo de allí. ¿Merece perdón? ¿Vamos a aceptar sus disculpas cuando lo embosquemos en la puerta de su casa y le ablandemos un poco el lomo con un bate de baseball? La respuesta es no. Toda acción intencionada merece una reacción igual de desproporcionada.

Y en la medida de lo posible, hay que adaptarse a la situación. ¿Usamos el bate de baseball cuando nuestra pareja nos sea infiel? No, actuamos en consecuencia. Y si nos engaña con nuestro mejor amigo, nosotros seducimos a su hermana. ¿El banco nos sube el interés de nuestro préstamo? Atracamos el banco. ¿Una paloma se nos caga en la cabeza? Llenamos una bolsa de plástico con heces y la derribamos de un bolsazo.

Todo ello con la sana intención de educar a nuestros semejantes. Habrá quien diga que el camino de la venganza no lleva a ningún lugar, que el ojo por ojo acabará por dejarnos a todos ciegos, que hay que poner la otra mejilla, blablabla... No hagáis caso. No saben lo divertido y liberador que es devolverle la caca a la paloma.""


Bienvenidos todos y todas a la casa de las mentiras. A una entrega más del desmantelamiento de esos seres de leyenda que muchos creen que nunca llegaron a existir. El capítulo de hoy bien podría llamarse "Todo lo que no me dio tiempo a decirte cuando eras Primarca", porque el ilustre de hoy tuvo una carrera más bien corta en todos los sentidos.

Si bien el Emprah lo encontró relativamente pronto e hizo más que correctamente su parte de la Gran Cruzada. Ferrus el Manus fue la primera baja entre los Primarcas y no le dio tiempo a lucirse al pobre. Seguramente en su novela hace cosas molonas, pero en lo que respecta al canon clásico...

¡¿COMO DE CLÁSICO?! ¿COMO UNA ÁNFORA? ¿COMO UN FRESCO? ¿COMO UN PARTENÓN? ¿COMO EL AMOR ENTRE HOMBRES?


¡¡Clásico a tope!! Y es que Ferrus era un completo desconocido hasta su capítulo del Index Astartes. Y no por ello se tiró de más originalidad a la hora de escribir su historia, la primera en la frente. El Primarca de los Manos de Hierro se llama Ferrus Manus, que significa Manos de Hierro en latín. Pero esto ya lo sabíais.

Además, su historia es prácticamente intercambiable con la de Vulkan. Porque los dos son herreros, viven en un planeta inhóspito, matan a bestias legendarias, fabrican cosas guapas, se llevan de perlas con el Emprah, y los dos palman miserablemente en Istvaan (por lo menos en aquel entonces...). Pero mientras que Vulkan copia mucho del Vulcano del Neoclásico. Ferrus Manus parece recién salido de la época clásica griega. Y como muchas estatuas de la época clásica, también acaba sin cabeza.

El Ferrus de Milo
Todo esto por supuesto a partir del Index. Antes de eso era todo muy vago y confuso. Solo se sabía que el Emprah mandó a 7 legiones a detener a Horus. Las tres más leales en vanguardia, y los de lealtad dudosa justo detrás de ellos. A veces uno se pregunta como lo hicieron para ganar tanto terreno en la Gran Cruzada, porque había peña muy inútil planificando.

El caso es que en el trasfondo original esas tres Legiones son aniquiladas, no hay supervivientes incluyendo a los Primarcas, los capítulos de segunda fundación se forman a partir de los reservistas. Salvo en el caso de los Salamandras, el cuerpo de Apotecarios que estaba en retaguardia consiguió escamotear suficiente semilla genética como para empezar de nuevo.

En los Index ampliaron más o menos lo que pasó. Cosas como que Corax escapó por los pelos, Vulkan desapareció bajo una barrera de artillería y Ferrus no escapó con vida de Istvaan. Con lo que Ferrus fue en realidad el primer Primarca del bando leal en cascar, y Sanguinius de Jesús ya no era único en ese sentido. La diferencia es que la muerte de Ferrus no fue nada heroica y no tuvo el impacto dramático que tuvo la de Sangui.

¿QUE ES ESO QUE SE VE EN EL CIELO?


La primera referencia a la Grecia clásica la tenemos en el nombre del planeta en el que se estrella mini-Ferrus (Medusa). Después de estrellarse de forma poco ortodoxa sale de su cápsula-carrito de bebé espacial y la examina con detenimiento, para encontrarse con una "X" grabada en su chapa. Teniendo en cuenta que no sabía ni leer ni escribir, ese detalle tiene más o menos poca relevancia. Vamos, que al final no tuvo ninguna. Porque tirando de ahí el colega podría haberse llamado Ecks, Ten, Décimo, Décimus, Malcom X, Megaman X... Cualquier cosa menos Ferrus Manus.

Ferrusito se dio un paseo por sus nuevos dominios a ver que se encontraba, y avistó a lo lejos a algunos humanos pero en aquel momento no tenía interés en ellos, había mucho que explorar. Y en una de esas largas expediciones dió con una cueva en cuyo interior encontró extraña tecnología alienígena. ¿Como sabía el que era alienígena? Pues no podía saberlo. Pero eso demuestra lo listos que eran estos tíos cuando querían.

El caso es que trasteando trasteando pulsa un botón de "no tocar" y libera a una serpiente de metal que le da una paliza y escapa de la cueva perdiéndose temporalmente. Pero Ferrus, que es un tipo con una determinación a prueba de serpientes de metal, decide que va a ponerse todo cachas antes de ir a devolverle el favor a la bicha. Y para ello, se larga por ahí a hacer tareas a lo Hércules para ganar los XP necesarios que le den la ventaja que necesita.

La Hidra es lo mejor para pillar XP, porque le salen más y más cabezas.
LAS 12 TAREAS DE FERRULES

Y como Ferrus era mucho Ferrus, digamos que se saltó las tareas de limpieza, las de robar cinturones, manzanas y yeguas. En lugar de eso se fué directo a las de capturar animales salvajes de imposible tamaño, pero como matar da más XP los mató a todos y tras aniquilar a unos cuantos bichejos más se fue de cabeza a por la serpiente maltratadora que poblaba sus pesadillas.

Aquí llegamos al primer conflicto con el canon. Originalmente Ferrus se pegó con una cosa similar a una serpiente de metal, dura como una mala cosa, y tras semanas de intercambio de bofetadas se le ocurrió la genial idea de ahogarla en lava. Como es normal el bicho se derritió y parte de su piel de metal viviente se quedó adherida a los brazos de Ferrus Manus. Menos mal que no estalló y le salpicó la cara.

Y es que Ferrus Faciem, Primarca de los Caras de Hierro no habría funcionado.
Por aquel entonces cuando solo había 4 C´Tan en el universo. Todo el mundo tenía más o menos claro que Ferrus se había limpiado a puñetazos a un dios estelar. Y eso daba mucho subidote. Porque los Primarcas eran tíos que se ostiaban a la salida del bar con Grandes Demonios y C´Tan así como si nada. Pero claro... Eso era entonces. Ahora que los C´Tan no son más que cachitos de un C´Tan más grande esclavizados por los Reyes Funerarios Espaciales... Como que pierde un poco de mérito. Sobretodo cuando al final resulta que la serpiente es una mascota que se les ha perdido a los C´Tan.

Voy a dejarte aquí un rato, pórtate bien gatito.


Y AHORA VIENE TODO EL ROLLO DE LA UNIFICACIÓN DE LOS HUMANOS Y BLABLABLA...

Pues no. Ferrus no era de esos. Sobretodo porque mató a todo monstruo residente en Medusa, y los humanos no tenían ya nada a lo que temer. En lugar de eso les enseñó el milagro de la tecnología y los vio prosperar como en un juego de esos rollo Civilization. También los vio ir a la guerra los unos contra los otros, pero opinaba que eso era bueno para su desarrollo.

Aun así todo lo bueno se acaba y el Emprah se pasó por allí como el que no quería la cosa. Solo que Ferrus no se lo puso fácil, en cuanto vio al Emprah se le puso dura solo de pensar en todos los XP que iba a conseguir cuando se lo cargase. Y se pegaron durante dos o tres semanas a puñetazo limpio, al más puro estilo Dragonball, arrasando todo a su paso. Pim, pam, pum... bocadillo de atún.

Comentarista: Tremendo gancho de derecha del Emprah...!!!

Pero a diferencia de lo que pasó con la serpiente, al Emprah no lo ahogó en lava a ver si se le pegaba una capita dorada a los brazos de metal viviente. Ferrus reconoció la superioridad física y moral de su contendiente, y decidió unirse a su causa. Más o menos como pasa siempre en Dragonball...

CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA EN LA GRAN CRUZADA

El tema no se le daba mal al Ferrus. Tenía buen estilo. Guerra limpia. Jogo bonito. Los mundos aplastados por los Manos de Hierro eran mundos felices. Enseguida pasó a formar parte del Club de la Salchicha Espacial junto con Rogalito, Sanguinius, Girlyman y Leman Russ. Y le dieron la mención especial a la excelencia y la extrema calidad en el arte de la guerra.

Y fue en uno de estos fregados que los Eldars contactaron con Ferrus para avisarle de su hermano Fulgrim. Lo que no tuvieron en cuenta los Eldars, es que Ferrus tenía las Manos de Hierro y la cabeza de cemento armado. Avisarle de las oscuras intenciones de Fulgrim fue una pérdida de tiempo. Ferrus confiaba en su hermano a muerte y sabía que jamás se dejaría seducir por ningún poder oscuro al servicio del hedonismo y los excesos.

¿Entonces lo de untarnos el uno al otro en aceite no era un ritual de guerreros?
Definitivamente era imposible que alguien con quien compartía tanto le acabase traicionando. Vale, Fulgrim era un poco moñas. Pero era un bro, y dominaba el arte de la herrería, forjó para su hermano el martillo "Herramienta de Ferrus" al que rebautizaron más tarde como "Rompeforjas", antes de que se desmadrara por completo la cosa, ya había bastante cachondeíto con lo de la siderurgia gay de Ferrus y las horas que pasó allí con Fulgrim.

"Yuuujuuu... Fuuulgriiim..."

Y ADEMÁS LE LLAMABAN LA GORGONA PORQUE CUANDO FULGRIM LE MIRABA SE PONÍA DE PIEDRA, HAR HAR HAR HA...

Lo demás es historia. Horus cambia de bando y envía a algunos de sus generales a buscar nuevos partidarios. Ferrus no estaba por la labor y tiene la primera pelea de pareja con Fulgrim, que se resuelve con un sonoro martillazo en la cabeza de Ferrus. Que se toma tan mal la traición y el martillazo en la nuca que se pone a la vanguardia de la fuerza de castigo sin plantearse ni por un segundo que estaba yendo de cabeza a una emboscada de manual.

Traducción: Que contrariedad...
Ferrusito pierde la cabeza y unas cuantas compañías de veteranos en el desastroso asalto. El cabolo decapitado es ofrecido como presente al Señor de la Guerra y Horus lo pincha en su trono porque cree que queda bonito. Más tarde cuando empieza a majararse por tanta radiación del Caos le da por hablar con la cabeza como un McBeth cualquiera.

¡¿QUE!? ¡¿YA NOS HEMOS QUEDADO SIN PRIMARCA!? ¡¡NO JODAS!!

Bueno, la guerra siguió más o menos. Pero para los Manos de Hierro se convirtió en guerra de guerrillas, cortesía de Shadrak Meduson, al que llamamos cariñosamente Medusote. Pero Ferrus se quedó fuera de juego ya. La cabeza acabó pinchada en el trono de Horus, pero más tarde sería recuperada por Dorn y Guilliman. Este último la acabaría usando como moneda de cambio para asegurarse la adhesión de los Manos de Hierro al nuevo orden y al codex astartes.

¿Y el cuerpo? Con las prisas los pocos Manos de Hierro que escaparon de la Masacre de Istvaan no pudieron recoger el cuerpo. Así que Fulgrim se lo quedó de recuerdo y cuando se aburrió de jugar con el, se lo dio a Fabius para que lo clonara y le sacara una copia que fuera obediente.

Fulgrim: Noventa y cuatro mil clones, y ni uno ha querido darme un besito.
Pero el experimento resulta un estrepitoso fracaso y Fulgrim se carga a todos los clones, que le salen respondones y poco cariñoso. Años más tarde Abbadon le pegaría fuego al laboratorio de Fabius cargándose todo el material de experimentación, y con ello toda posibilidad de retorno de Ferrus.
(O no...)

LA CABEZA DE FERRUS Y EL C´TAN DE MARTE

En su día todo esto era motivo de gran debate. Andy Chambers tenía a la comunidad comiéndose las uñas y los teclados con toda la teoría de la conspiración. Como entonces no había cachitos de C´Tan, ni mascotas C´Tan todos creíamos que Ferrus había matado a uno de los 4 C´Tanes supervivientes de la orgía de destrucción que desató el Portador de la Noche.

¡Entradas ya a la venta!
Además los Manos de Hierro tenían una estrecha relación con el sacerdocio de Marte, y supuestamente muchas de sus acciones iban en beneficio de estos últimos. La teoría más extendida, es que el Dios-Máquina era en realidad un C´Tan llamado Dragón de Marte, que había enseñado a los marcianos los secretos de la tecnología y al que adoraban como a un dios.
Hasta se rumoreó una campaña en la que se descubría el pastel y Marte se rebelaba contra el Imperio, con los ejércitos de Skitarii y los Manos de Hierro peleando para defender el planeta rojo...

Luego echaron a Andy Chambers, y a tomar por el cu** todo aquello.

+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-
Y hasta aquí la chorrada semanal. La semana que viene, todos los registros serán borrados por la CIA a los pocos segundos de subir el artículo, así que nos os despistéis. La primera regla acerca de la legión nº 11, es que no se habla de la legión nº11, la segunda regla sobre la legión nº11 es...

3 comentarios:

  1. Eres grande. Gracias por sacarme una sonrisa con cada artículo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que sonreirte de un señor decapitado. A donde vamos a llegar. XD

      Eliminar
    2. Es que soy un chico muy perverso XD

      Eliminar