domingo, 19 de noviembre de 2017

[Eddie Cabot] Desmontando a los Primarcas - Capítulo 18 - Vulkan

""Es curioso como proliferan las series nostálgicas. Hace unos años solo tenías en pantalla la empalagosa Aquellos maravillosos años. Pero hoy en día todas las series de mayor éxito están ambientadas en los 60´s, 70´s, 80´s. Ya sabemos todos lo poco originales que son los guionistas, si el canal fulanito hace una serie retro y funciona bien en audiencia, es cuestión de tiempo que el canal menganito y el zutanito tengan su propia serie ambientada en el pasado cercano de nuestra historia. Y así es como acabas con 5 o 6 series retro en parrilla en cuestión de un año.

Pero si nos paramos a pensar, solo unos instantes. Nos daremos cuenta de que el secreto del éxito de estas series no depende de sus creadores, ni de directores, ni de los guionistas, tampoco de los actores, ni de los efectos especiales. No os dejéis engañar. Lo que hace que cualquier tiempo pasado parezca mejor es el asqueroso presente en el que vivimos. Y eso no es mérito de los que crean los series.

A lo mejor, por ese mismo motivo nos resultan tan interesantes y acogedores los futuros apocalípticos. Ains... fin del mundo. Como te haces de rogar.""


Y ahí estamos una vez más. Bienvenidos a la casa de las casas, hay muchas casas y muy variadas, pero esta es la nuestra. Así que poneos cómodos, pero que nadie se quite los calzoncillos, hay que poner algún límite que si no después pasa lo que pasa. ¿Y qué es lo que pasa? Una vaca por tu casa, comiendo calabasa.

¡QUE ALGUIEN LE ACERQUE LA MEDICACIÓN A EDDIE! Lo hemos vuelto a perder...

Mucho es lo que hemos perdido a lo largo de los años, uno diría que las nuevas tecnologías deberían servir para acercar toda la información a los seres humanos, y no para limitar su acceso y difusión. Veréis, hubo en un tiempo en que la única manera de hacer pública tu opinión era tener una columna en un diario o un programa en la televisión. Pero ahora cualquiera con un internet y un rato libre cuelga sus paridas en la red de redes. Como el pesado ese que se pasa la vida colgando cosas sobre los Primarcas.

"No me hagas llamar a Liam Neeson para que te pegue una paliza..."

¿Y que pasa con estas cosas? Que cualquiera puede hacer  pública su opinión acerca de los demás y de las cosas que hacen. Gracias al milagro del internet y de la libre exposición de ideas, lo que se traduce en que cualquiera puede rajar a placer y sentirse muy ofendido por las opiniones de los demás. En lo que a nosotros respecta, bueno, la Comunidad Viejuna es muy maja y jamás discute encarnizadamente por asuntos triviales.

Vale. Sí lo hacemos, constantemente. Pero nos habíamos mantenido en nuestro micro-cosmos, ajenos a las otras polémicas que corren por la red. Y en un medio a rebosar de expertos de mierda en política territorial, contraterrorismo, historia popular y de humanidades en general. Era cuestión de tiempo que alguien de fuera del mundillo dijera el "Warhammer es..."

ALGO ME DICE QUE ESTO NO ME VA A GUSTAR

No claro. Porque cosas como que el Warhammer es caro, poco original, infantil, caro, absurdo, y caro. Son cosas que los del mundillo llevamos AÑOS diciéndolo. El problema viene cuando gente que ve el mundillo desde fuera y por tanto con otros ojos, dice que el Warhammer es machista, racista, fascista y muchas otras cosas que acaban en "ista".

Sí, niños y niñas. Hay gente que cuando analiza estas historias de superhombres mejorados genéticamente, que salen al universo a purgar la galaxia de razas inferiores y a llenarlo todo de águilas imperiales, ve en ello un cierto tufillo así como nazi...

Vale, de vez en cuando el tufillo nazi asoma por algún lado.

Pero que digo yo. Habría que darles a todo un premio especial del jurado por sus excelentes dotes de observación. ¡¡Por el amor de dios!! Claro que esto tiene un tufillo nazi. Es un universo entero en guerra. ¿Quien coño se iba a hacer con el poder? ¿Los liberales? ¿Los ecologistas? A ver si pensamos más con la cabeza y menos con el manual de "1000 cosas de los internets que me ofenden mucho".

PERO LO QUE MÁS ME OFENDE CON DIFERENCIA ES...


Vale, así que tenemos a mucha gente muy enfadada, porque en el Warhammer no hay mujeres ni minorías raciales. Y a los cuentahabas de GW se les obstruye el duodeno cada vez que un blogger radical y furioso les critica con estos temas. No sea que eso les joda las ventas, y no las constantes subidas de precio y la desconexión con la comunidad. Pero de todas las sandeces que se dicen en los internets, una de las que más me tocan la moral, es que a los Salamandras se los inventaron para que pudiera haber Marines Espaciales Negros.

Lo siento, no es cierto. Las historias sobre los Salamandras datan de los más tiernos incios del Rogue Trader. Había más material de estos Brothers que de los Ultras, aunque con el tiempo la tendencia fuera cambiando. Los Salamandras eran en sus inicios físicamente iguales que ahora, su piel era de color negro mate y tenían los ojos rojos. Pero después de Demolition Man, entre los pintores del Studio se puso de moda pintarlos como Afro-Americanos de pelazo rubio platino.

A la izquierda, el Sargento Snipes de Battle for Armageddon.
Que siendo sinceros, al principio no es más que una forma rápida de variar el color de piel de las miniaturas sin casco. Pero la cosa funciona, y los Salamandras afianzan su propio look a base de pintarlo todo de verde, con escamas, con llamas... y de tener a Wesley Snipes de Sargento o de Capitán en todas las bandas.

PUÉS A MI LA PELI ESA ME GUSTÓ (Aunque la verdad es que soy más del Chuache)

Con la consolidación de la segunda edición del 40K los Salamandras quedan un poco en el olvido. Los Marines Vainilla son los Ultras, y prácticamente toda la atención se basa en los Capítulos Codex, llamados así por disponer de Codex propio y no por respetar el libro escrito por Robote. Los Oscurines, Sangrientos y Lobos Espaciales se llevan toda la atención. Y aunque los Salamandras forman parte de las 20 legiones originales, se quedan atrás incluso de Capítulos sucesores como los Puños Carmesies, los Grifos Aullantes o los Escorpiones Rojos, cuyo nombre ya os imaginareis de donde salió.

La desgarradora historia de la muerte de Nelson Mandela a manos de Iván Drago.

Pero con la tercera edición llegarían noticias esperanzadoras. Un personaje especial en el Codex Marines Espaciales, una lista alternativa en el Codex Armageddon y finalmente un artículo todo guapo en el Index Astartes, donde por fín empiezan a soltar la historia de estos colegas y de su Primarca fundador. Y en el articulo nos explican que lo del color de piel no es accidental, y que los sujetos son reclutados esencialmente de lo que hoy conocemos como la África negra y el Caribe. Vale, esto si que es un poco racista. Porque aunque el Emprah conociera el color de piel de Vulkan mientras todavía estaba en la incubadora, debajo de la piel somos todos iguales. Así que la excusa de la compatibilidad genética no vale para nada. Otra cosa es que quisiera que quedaran todos conjuntados en las fotos de familia, en cuyo caso sí se entiende el patrón de reclutamiento.

LOS RUBIOS A LA IZQUIERDA, LOS MORENOS A LA DERECHA Y LOS ALIENS DIRECTOS AL HORNO CREMATORIO. GRACIAS.

Las influencias tras el diseño de Vulkan saltan bastante a la vista, este Primarca herrero comparte nombre con Vulcano, el dios de la forja de los Romanos. Y como el Vulcano neoclásico, siempre se le representa en lugares oscuros, iluminados solo por el fuego de las forjas. Pero no es un señor blanco de tupida barba pelirroja como Oliver Reed en las Aventuras del Barón de Munchausen. Nuestro Vulkan es un enorme Afroamericano que va a todas partes cargado con su fiel martillo, como la representación de John Henry.

Otro de esos casos en que no intentaron disimular ni un poquito...

Que para que los que no lo sepáis, fue un trabajador del ferrocarril americano, descendiente de esclavos, que supuestamente murió de agotamiento compitiendo contra una máquina que ponía vías de raíles de forma automática. La historia de John Henry habla del sacrificio personal y de la lucha del hombre contra la industrialización. Una que lamentablemente se perdió mucho hace ya.

Con todo esto, ya nos podemos poner a trabajar, y en su día nos cuentan que Vulkanito se estrella con su incubadora espacial el Nocturne. Probablemente el peor planeta conocido. Nocturne es una pesadilla de cielos rojizos y suelo volcánico negro, surcado de ríos de lava rugiente con una atmósfera contaminada por la ceniza y la radiación. Además es un mundo con una gravedad muy elevada, donde las lagartijas tiene el tamaño de aun autobús y comen humanos para desayunar todos los días. Con eso en mente, lo último que esperarías encontrarte en semejante mierda de planeta es a seres humanos. Pero sí... los había.

HOY EN DÍA SE LE LLAMA SER HUMANO A CUALQUIER COSA...

Los Nocturnianos... Nocturninos... ¿Nocturnenses? Eeerr... la gente de Nocturne resulta ser así como de pesadilla, la radiación y la alta gravedad los ha mutado hasta convertirlos en pedacitos de carbón con patas. Son musculosos, compactos, bajitos y de piel negra y mate. Con unos elegantes ojillos rojos que hacen que no quieras pasar en el planeta ni una sola noche. Pero fuera de su aspecto inquietante, y del grave atraso tecnológico en el que viven, son gente así como muy maja.

Como pasa con la mayoría de Primarcas, a Vulkan lo adopta un humano que le enseña lo esencial para integrarse en la sociedad, además de la noble profesión de herrero. Y a diferencia de lo que pasa con otros Primarcas, Vulkan no tiene que librar una guerra civil para hacerse con el control del planeta. Nocturne es un pestiño de planeta, nadie querría controlar semejante zurullo espacial. Es como si en los 80´s alguien hubiera peleado por controlar Chernobyl. Pero no por ello viven más tranquilos.

Las dos principales causas de muerte en Nocturne. Dinosaurios y diarréa.

Además del eterno problema de las criaturas draconianas que campan por allí comiéndose todo lo que corre menos que ellos, el planeta sufre de constantes incursiones de los Eldars Oscuros. Por aquello de no desentonar, un planeta negro, lleno de negros... pues mandamos a los elfos espaciales que visten de negro. Pero se les acaba pronto la broma, porque Vulkan agarra su martillo y los hecha a patadas de Nocturne. Analicemos un instante... un tronco con un martillo, contra alienígenas equipados con armas de fuego y vehículos gravitatorios. En serio, este tío era la picadora de carne definitiva.

Y CON TODA ESA CARNE PICADA TUVIERON HAMBURGUESA DE ELFO PARA MESES


Después de que Vulkanito acabe con la amenaza Eldar su fama se extiende por todo el planeta y más allá. Y es llama la atención de cierto "Extranjero". El Emprah una vez más hace el jueguecito del extraño misterioso y como hizo con Russ y con Ferrus, se gana la confianza y la amistad de Vulkan compitiendo con él en una serie de juegos de machotes. Pero en Nocturne no crece la cebada, y las divertidas pruebas Fenrisianas de beber hasta caer inconsciente y ver quien mea más lejos no están a la orden del día. Allí son más de levantar cosas pesadas y forjar cosas a fuego.

El jurado está listo para deliberar. Y el martillo del Emprah tiene todos los números para ganar.

Solo que en el caso del Emprah y Vulkan. Tienen que forjar un arma, y esta se tiene que testear matando a un enorme largatijo de Nocturne, además gana el que cace al largartijo más gordo. El que trae Vulkan al pueblo es grande, pero el del Emprah lo es bastante más. Asi que Vulkan reconoce la superioridad de ese curioso hombre blanco venido de muy lejos y decide unirse a su Cruzada por la supremacía genética. Y aquí es donde llegamos al otro punto de la historia que rechina, porque de un buen principio el Emprah no le deja unirse con su legión.

¿Y ESO? ¿ES QUE HABÍA ALGO DE MALO CON VULKAN?

Bueno, era un gigante de tres metros de piel negra como el carbón y ojos rojos, que volvía locos a los contadores Geiger a 50 metros de distancia. Tranquilamente podría pasar por uno de los malos. Y si los proto-Salamandras del Index Astartes eran mulatos o morenitos, Vulkan era de un tono de negro hasta entonces desconocido, de ese que ni refleja la luz. Y en un universo donde no existe el racismo entre los humanos, porque ya tienen razas alienigenas de sobras a las que odiar... la identidad y el aspecto del Primarca les es ocultado a la 18ª Legión que por aquel entonces se llamaban Guerreros Dragón.
Hasta que llegó este hombre y les quitó el nombre a ostias.
El Emprah se lleva a Vulkan y a unos 1000 reclutas frescos de Nocturne. Y mientras educa al primero en los entresijos del arte de la guerra, a los reclutas de Nocturne los convierte en marines espaciales. Vulkan en un alarde de desproporcionada originalidad, decide que bautizará a sus guerreros de Nocturne como a los Salamandras, porque los lagartijos son los bichos más peligrosos y sanguinarios de su planeta. Sí se hubieran formado aquí, seguramente se llamarían Banqueros Espaciales, pero ese es otro tema.

POSTRARSE ANTE EL PRIMARCA, PERRAS. (A reunificarse copón).


Vulkan se reunifica con sus hijos Terranos en el mejor momento posible. Los Guerreros Dragon están hasta el cuello en un planeta que están desploblando de Orkos, pero no hay balas para tanto orko y la cosa se les empieza a complicar. Hasta el punto en que no ven muy claro el resultado final de la batalla. Cuando de repente llegan los refuerzos, un millar de guerreros embutidos en armadura verde y armados con todo tipo de armas lanzallamas. Liderados por un titán de armadura esperalda, armado con un martillo con el que aplasta a cuanto orko se cruza en su camino.

Los pielesverdes, atrapados entre el yunque y el martillo (guiño, guiño) pronto se ven superados y son exterminados de forma inmisericorde. Los Guerreros Dragón acuden raudos al encuentro del enorme guerrero que les ha salvado la vida, no son tontos, ya se sospechan todos que han encontrado por fin a su Primarca. Y entonces se crea un momento muy incómodo, porque Vulkan se quita en casco y se quedan todos en silencio.

"El Primarca es negr..."

Y este es el otro momento embarazoso de la historia. Porque recuerda mucho a la historia de los Aviadores de Tuskegee. Un escuadrón de pilotos de combate formado por afroamericanos, los famosos Colas Rojas. A los que todo el mundo vitoreaba hasta que se bajaban del avión y veían su color de piel. Y que tuvieron que currárselo muchísimo para ganarse el respeto de los pilotos blancos. Pero pese al shock inicial, les acaban de salvar la vida y los Guerreros Dragón rápidamente hincan la rodilla ante el Primarca, pero este les pide que se pongan en pie, que allí todos son iguales. Y en ese momento de grandeza descubrimos el superpoder de Vulkan... ser campechano.

CAMPECHANO O NO, TARDE O TEMPRANO TENDRÁ QUE IRSE A ISTVAAN

Correcto. Y si alguien se llevó palos con diferencia en Istvaan fueron los Salamandras. Ya de por sí eran una Legión con un tamaño más bien reducido, debido a la facilidad con la que morían los Guerreros Dragón, rara era la campaña en que no palmaban miles de Marines Espaciales. Y eso no cambió mucho una vez reencontrado el Primarca.

Pero mientras que los Manos de Hierro solo palmaron los veteranos y Corax supo retirarse a tiempo y evacuar a un buen número de Marines de todas las Legiones. Los Salamandras desplegaron en el peor sitio, justo delante de los Guerreros de Hierro. Y se llevaron de lleno todo el fuego de artillería, barrera tras barrera, y se fueron para el cielo, figurada y literalmente.

"Ouch ouch ouch ouch ouch ouch ouch ouch ouch ouch..."
El caso es que por aquel entonces, nos contaron que nunca se recuperó el cuerpo de Vulkan. Que desapareció bajo una cortina de explosiones. Lo primero que nos vino a todos a la cabeza es que no tenían ganas de escribir y que optaron por la opción sencilla. Había que palmar un par de Primarcas, y a este lo atomizaron. Mira, cosas que pasan.

Cuenta la leyenda que un grupo de Apotecarios que se habían escondido durante lo peor de la ensalada de ostias, consiguió escamotear suficiente semilla genética del campo de batalla como para reflotar el capítulo. Pero no sería hasta mucho después que volvieran a poder llamarse fuerza de combate, quedaron tan perjudicados que no llegaron ni a dividirse en la segunda fundación. Además, a partir de ese punto se dedicaron a reclutar únicamente en Nocturne por lo que se solucionó el tema de la disparidad del color de piel.

AGÁRRAME ESE PRIMARCA (Título alternativo "50 Sombras de Kurze")


En el Codex Marines Espaciales de 5ª edición, con Salamandras más que instalados en el trasfondo y en las mesas de juego. Gw se descuelga con un personaje Salamandra nuevo, para reemplazar al anterior que palmó miserablemente en Armageddón. El tipo este se dedica a recuperar reliquias construidas por Vulkan que quedaron dispersas por la galaxia. Ya que la leyenda cuenta que cada reliquia conduce a la siguiente y la última de todas está en manos del Primarca.

¡¡Para la cinta!! ¿Entonces cabe la posibilidad de que esté vivo? Pues más bien. Porque en las novelas de la Herejida nos explican que Vulkan no casca en Istvaan, que Kurze se lo lleva a su mazmorra privada, para poder matarlo lentamente. Pero lo que Kurze descubre más tarde, es que Vulkan no ha sobrevivido por suerte, es que no puede morir. Porque además de ser Super-Campechano es Super-Inmortal. Vulkan ha heredado el poder del Emprah de no poder ser destruido bajo ningún concepto, algo exclusivo de la raza de los Cansinos.

"El Kurze ehtuvo cnmigo dos meseh ahí dale que te pego, y nah de nah..."

Y vaya si ponen a prueba el poder, Kurze le endiña con todas y cada una de las herramientas del catálogo de Black&Decker. A Vulkan le pinchan, cortan, sierran, liman, traladran, queman, electrocutan, disparan, bombardean... hasta lo tiran por una puta exclusa de aire al espacio espacial, y el tío por ahí flotando con cara de circunstancias y desesperando a Kurze. Ni siquiera hacer un salto HALO sin paracaídas basta para matarle. Así que Vulkan vive, la historia sigue.

¿Y QUE PASÓ CON ESTE BROTHER? (¿Se puso a vender parrillas eléctricas como George Foreman?)

El Primarca 18 que antiguamente estaba en el grupo de Primarcas muertos, con la actualización del trasfondo pasó al grupo de Primarcas desaparecidos y ahora mismo está en el grupo de Primarcas ocultos por la Inquisición. En algún momento de la actual línea argumental Vulkan desaparecerá de forma temporal. De repente un día no va a estar. Y ya sabemos que no puede morir, así que no será porque alguien se lo cargue.

Vulkan hace una aparición estelar en los libros de "La Bestia". El conflicto super-gordo de justo después de la Herejía de Horus, antes de las Cruzadas Negras y las Gerras Tiránidas. Para resumir, los orkos lanzan una guerra santa contra el Imperio para recuperar su planeta de origen, Ullanor. Y en cierto momento, un Inquisidor tomará un pequeño desvío para recuperar una cosa que tiraron en un planeta cercano. La cosa no es otra que un gigante de color negro, que usa un palo gordo para matar a los orkos a docenas.

Con cada docena de orkos cabreados, solo hoy, te regalamos otras veinte docenas...

 La teoría tras todo esto, es que en cierto momento los Altos Señores empiezan a ver a los Primarcas como una amenaza. Unos tipos capaces de reunir bajo su estandarte a ejércitos enteros y que te montan una Civil War en un suspiro. Ya les pasó con Horus y no quiere que les vuelva a pasar. Así que a los menos comprometidos con el nuevo orden, los van desapareciendo poco a poco. Fijaos que de todos los Primarcas, el único que casca y se conserva su cadaver es Robote. Los demás simplemente desaparecen en circunstancias misteriosas.

.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+.+

Y con el nivel de conspiranoia bien alto, lo dejamos por esta semana. En la próxima entrega, pajarraco-man en persona. El primarca ninja.

viernes, 10 de noviembre de 2017

[Eddie Cabot] Desmontando a los Primarcas - Capítulo 17 - Lorgar Aurelian

""Todos tuvimos una primera vez en la discoteca. Todos estuvimos cortados y agobiados. Aterrados ante la incógnita definitiva. ¿Sabré bailar esta música que suena? Un momento delicado para cualquiera, porque seguramente habías evitado las discotecas toda tu vida y un día tu nueva peña de amigos te arrastra dentro de una sin que puedas hacer nada para evitarlo. Después se dispersan y allí te quedas solo ante el peligro. Pero si no dejas que el pánico pueda contigo, descubrirás una verdad universal de todo recinto al que la gente acude en masa a beber y a bailar.

Hay solo un 5% de gente que sabe bailar de verdad, elegancia y coordinación entrenada que salta tanto a la vista que deciden no salir a la pista a menos que alguien los desafíe. Es en esos momentos en que los plebeyos hacen un corrillo alrededor de los contendientes y les jalean como si se gladiadores se trataran. Momentos llenos de grandeza que llenarán cientos de anécdotas de juventud, durante los especiales de música nostálgica de la televisión.

Luego hay un 85% por ciento de gente que no sabe bailar, pero sí sabe seguir el ritmo de la música que suena. Adoptan una rutina de movimientos de tres a cuatro pasos y la repiten durante horas, hasta que están cansados. O hasta que han bebido mucho y ya no son capaces de coordinar una mierda. Con solo un par de docenas de estos bailongos sobre un generador a pedales, se podría conseguir electricidad suficiente para no depender nunca más de la energía nuclear.

Y luego está ese 10% que ni sabe bailar, ni sabe seguir el ritmo. Solo que no los detectareis jamás por su falta de coordinación o desconocimiento de los pasos de baile. Esos colegas son los que se pasan la noche en la barra del bar, sujetando el vaso del cubata y asintiendo con la cabeza como si todo estuviera en orden y acorde a sus necesidades.""


-+-+-+-+-+-+-+-+-

Otra semana más, bienvenidos sean todos los elegidos. Aquí seguimos esperando a que el sagrado líder supremo venga a nuestro encuentro. En el día elegido aterrizará en tejado del templo nuestra congregación, con el arca espacial que nos llevará al nuevo Edén. Y desde los cielos contemplaremos como los pecadores arden en las llamas del apocalipsis. Mientras tanto, el nombre alternativo para el artículo de esta semana, no podría ser otro que... "¿Tiene cinco minutos para la palabra de nuestro Primarca?".

UNA HISTORIA TAN VIEJA COMO EL TIEMPO (Y el espacio)

Se puede hablar de religión sin hablar del Warhammer, pero no se puede hablar del Warhammer sin hablar de religión. La unión de ambos conceptos son consecuencia directa del plagio de las influencias heredadas de Tolkien y Moorcock. Donde cada región y cada raza adora a un grupo de dioses diferentes. Y más en el caso del segundo que del primero, los dioses caminan junto a los hombres y la guerra santa es algo tan cotidiano como el paso de las estaciones.

Aunque lo vistamos de épica y con música de Hans Zimmer, el único propósito de la guerra es el control del territorio, los recursos o el exterminio étnico. Pero claro, claro motivar con eso a un soldado es un poco complicado. Al menos al principio tendrá que sentir que sus ansias asesinas las mueve algo noble y justificado.

"Motivos nobles y justificados, son los que me han llevado a hundirte esta lanza en el cuello..."

Y de entre todas las cosas posibles para elegir, lo que más hacer hervir la sangre de un hombre con tendencias homicidas sin lugar a dudas son nacionalismo y religión, o ese deporte que representa a ambas cosas... el fútbol. Pero como no entiendo una mierda del tema, y cómo no quiero que me abran la cabeza con un palo y me tiren al río, vamos a dedicarnos por entero al tema que nos interesa.

LA MEJOR CRUZADA FUE LA GRAN CRUZADA (Eran otros tiempos...)

En las Cruzadas de nuestro querido planeta tierra, los Europeos occidentales se lanzaron a la conquista de oriente medio con la excusa de "si el hijo de nuestro dios nació allí, aquello debería ser nuestro". Pero además de controlar territorio y recursos, crearon un abismo insalvable entre religiones. Sobre el papel aquello ya no era una guerra por ver quien controlaba la tierra santa, aquello era una guerra para demostrar quien seguía al dios verdadero. Y como la historia la escriben los vencedores, obviamente el bando ganador sería el que siguiera al dios correcto y se asegurara la entrada a los cielos.

En el 30K, la Gran Cruzada también se inició para el control de los planetas y sus recursos. Pero al menos al principio el Emprah lo vistió como una guerra por la supremacía racial y genética. Los Primarcas al mando de las Legiones de Speesh Meereens, tenían la interminable tarea de anexionar al imperio todos los mundos habitados por humanos. Y de paso exterminar cualquier forma de vida alienígena que se cruzaran por el camino, y ya de paso a los humanos que se separaran mucho del modelo genético terrano.

Ni que decir tiene que ni uno de estos pasaba el exámen de admisión.

No es que hiciera falta mucha más excusa, pero además de todo lo anterior. La Gran Cruzada buscaba acabar con el origen de todos los males, la religión. Y no se trataba de quitar todas las religiones menos una. Si no de eliminar todas las religiones por completo y conseguir que el hombre solo creyera en la ciencia y la razón.

COMO SI NO SE HICIERAN COSAS HORRIBLES EN NOMBRE DE LA CIENCIA

Así que tenemos a las alegres legiones Terranas eliminando supersticiones y religión, a tiros de bolter y golpes de espada sierra. Y por el camino van eliminando a muchas cosas a las que llaman alienígenas como algo genérico, pero que en algunos casos recuerdan en extremo a unas criaturas de leyenda que atormentaban a los hombres en los albores de los tiempos. Los Demonios.
 
O los niños-rata que también estaban por ahí dando por saco.

No hay religión. Así que nadie sabe lo que es un demonio. Pero en su ignorancia, los primeros Speesh Meereens que se enfrentan a ellos empiezan a sospechar que algo no cuadra. Porque esos bichos aparecen de la nada, pueden poseer los cuerpos de los hombres y no se rigen por las leyes de la física, del tiempo o del espacio. Y el Emprah tiene mucho interés en que esto no se extienda, porque si hay Demonios eso significa que existen los dioses y que la gente crea en los dioses, le da poder a sus enemigos.

Y DARLE PODER A TUS ENEMIGOS SIEMPRE ACABA MAL

Y de esta manera llegamos por fin a la historia del Primarca. Lorgar se empotró con su Baby-Drop-Pod en un planeta más bien regulero llamado Colchis, habitado por humanos sin adulterar y gobernados por un culto religioso llamado símplemente "El Cónclave". Los gobernantes interpretaron su llegada como algo positivo, un bambino dorado llegado de los cielos, eso tenía que ser bueno por fuerza. El caso es que lo hicieron monaguillo y lo pusieron a estudiar.

¿A que no adivinais cual es de fuera y parece que sabe demasiado?

Gracias a sus superpoderes para leer y aprender más rápido que la mayoría, se empapó de todo ese ambiente en tiempo record y se convirtió en un predicador de primera en tiempo récord. Convirtiéndose él mismo en objeto de culto entre sus compañeros del Cónclave, una adoración espoleada por Kor Phaeron, sumo sacerdote y una especie de padre adoptivo/mentor de Lorgar.

Con la llegada de su pubertad espacial empezó a tener visiones, algo muy valorado entre los fanáticos religiosos. Solo que a diferencia de las Kurze las de Lorgar daban buen rollo, visiones de un dios dorado que traía la luz a ese recóndito lugar de la galaxia acompañado de un cíclope rojo y un ejército de soldados de metal. La legión de seguidores de Lorgar crecía día a día, vale, el tipo no tenía pruebas de nada de lo que estaba diciendo... pero medía tres metros y estaba recubierto de oro. ¿A quien iban a creer?

OTRA DIVISIÓN DE OPINIONES QUE ACABA EN GUERRA CIVIL

El Cónclave acabó por dividirse en dos facciones enfrentadas, protestante y católicos... digo, tradicionales y seguidores de Lorgar. Los tradicionales podrían haber ampliado su panteón de dioses con el que supuestamente venía en camino. Pero esto es Warhammer y si hay posibilidad de que algo acabe en guerra, pués acabará en guerra.

Y así finaliza la negociación del número total de festivos especiales del convenio colectivo.

El conflicto se recrudece hasta el punto en que la guerra civil dentro del Cónclave llega a nivel planetario, y fanáticos religiosos de uno y otro lado se machacaban sin piedad por las calles. Hasta que el bando de Lorgar se alza como ganador. Normal... tenían un Primarca en sus filas. El caso es que después de seis años de derramamiento de sangre llega la paz, y mientras todavía están reconstruyendo el planeta, llegan a Colchis el Emprah y Magnus.

Lorgar se pone muy contento, porque sus visiones al final se cumplen. Y las fiestas de celebración en honor al Emprah duran meses, se levantan templos, se esculpen estatuas y a Lorgar se le duerme la lengua de todas las veces que repite la frase de "Os lo dije...".

SE SUPONE QUE ESTO NO IBA A SER UNA CRUZADA RELIGIOSA

Lorgar que tiene más bien poco de líder militar se lanza a la galaxia a conquistar planetas el nombre del Emprah, al que considera un dios viviente hecho de carne y sangre. Contagia a su legión de su fervor religioso y a los discípulos aventajados dentro de la Legión los nombra Capellanes, una especie de oficiales religiosos encargados de mantener la moral, la camaradería y las tradiciones. El Emprah le insiste mucho en que NO es un dios, pero Logar se ríe y le dice "Venga ya papa... eso díselo a los demás, a mi no me puedes engañar". Pero como el Emprah no tiene ganas de discutir deja ahí el tema y decide que irá supervisando cada cierto tiempo a Lorgar, para que no se desmadre.

Cuando llega la revisión del primer cuatrimestre espacial, Lorgar ha avanzado como la 5ª parte del camino respecto a sus otros bros. ¿Motivo? No solo reconstruye los planetas que ha conquistado, además instaura el culto religioso al Emprah y levanta mogollón de catedrales en su honor. Y en lugar de eliminar toda religión conocida, sustituye a las existentes por la de la adoración del Emprah.
 
Ponía un cacharro de estos cada 50 pasos y lo tenía conectado 24 horas al día.
La bandeja de entrada del correo espacial se le llena de furiosos mails del Emprah, metiéndole prisa e instándole a que deje de hacer el gilipollas con lo de la Sagrada Iglesia del Dios Emperador, que ese no era el plan. Pero Lorgar sonrie y piensa "...pone a prueba mi fe. Pero yo sé que es un dios de verdad". Y levanta unas cuantas catedrales más.

O MULTITA O BRONQUITA. PERO LAS DOS NO.

La sanción no tarda en llegar,  para los habitantes del el apacible mundo de Khur, que viven felices y ajenos a la que se les viene encima. En Monarchia, la capital del Planeta, sus habitantes van de aquí para allá sonriendo y adorando al Emprah con todo su corazón. Cuando sin previo aviso los Ultramarines entran a saco con todo y atacan el planeta. Los habitantes de Monarchía son expulsados a la fuerza de la ciudad y acto seguido la bombardean desde la órbita hasta convertirla en polvo espacial.

"Apunta más a la derecha, que creo que visto a un tío que iba conmigo al insituto y le tengo mucha manía..."

Cuando Lorgar regresa a Khur y ve lo que le han hecho al planeta y a la capital, no se lo toma nada bien. Malcador el Sifilítico le trae una multa espacial a Lorgar, por baja productividad y no cumplir los plazos establecidos en la conquista de nuevos mundos. Ni siquiera ir escoltado por Roboto Guilliman impide que Lorgar saque la maza a pasear y con sendos campanazos los ponga a los dos patas arriba.

Justo antes de que se lie parda del todo y las dos legiones acaben a machetazos, el Emprah desciende de los cielos como el dios vengativo del antiguo testamento y usa su monstruoso poder psíquico para poner de rodillas a toda la Legión de los Portadores de la palabra. Porque no era bastante arrasar el mundo favorito de Lorgar, y tampoco era suficiente la multa, además tenía que humillarle delante de todos.

UN DESENGAÑO QUE COSTÓ BILLONES DE VIDAS

Lorgar anda bastante deprimido, todo su sistema de valores y de creencias se viene abajo. Todo apunta a que el tipo va a dimitir y dedicarse a la cría del champiñón para el resto de sus días. Pero entonces aparecen los dos verdaderos villanos de esta historia, su antiguo mentor Kor Phaeron y Erebus el primero entre sus capellanes. Que le dicen... "Vale, el Emprah no es un dios, pero los dioses está claro que existen... a lo mejor deberíamos buscarlos".

"No, no veo un pijo. Me va a tocar sacar la nave del garaje..."

Esta parte es muy interesante, porque antes del Index Astartes de los Portadores de la Palabra, estos tipos no eran más que unos meapilas religiosos pasados de vueltas. Que se pasaban el día entonando cánticos y colgándose pergaminos en la armadura. Pero por aquel entonces, descubrimos que ni Horus fue el primer Primarca en pasarse al Caos ni su Legión la primera en traicionar al Emprah. Los verdaderos villanos eran los Portadores de la Palabra.

La razón de ser que tiene esto, es que al final resulta que en Colchis adoraban al caos. ¿Tiene sentido? Pues no mucho, como siempre. El lenguaje rúnico Colchisiano es en realidad un dialecto escrito de la lengua oscura del Caos, el idioma de los Demonios. Pero son unos adoradores más bien casuals, y Lorgar se embarca en una peregrinación para encontrar a los verdaderos dioses.

Sombra Moon: "El tipo de la piel dorada no nos quita la mirada de encima..."
Sergio Ramos: "Fijo que es un ojeador del Manchester..."

El caso es que Lorgar divide sus fuerzas, envía a una parte a seguir con la cruzada y a ponerse al día con la conquista de nuevos planetas. Y por otro lado se va con su grupo de incondicionales a hacer el equivalente del Camino de Santiago del Caos. A ver si encuentra las respuestas que está buscando. O más bien, las respuestas lo encuentra a él.

¿Y COMO LE VA LA COSA? ¿LLEGA AL CHAOS SPACE JERUSALEM?

Más o menos. Lorgar estudia a fondo las antiguas guías de carretera Colchisianas,  y se dedica a parar en todos los planetas con restaurantes con de cinco estrellas del caos. Al final llega a un planeta apestoso, lleno de tíos en pelotas que tienen los ojos violetas de todo el tiempo que se pasan mirando a la tormenta del caos que tienen siempre en lo alto del cielo.

Lorgar pregunta a los lugareños que es ese extraño fenómeno atmosférico. Y aunque los indígenas se explican bastante mal, le cuentan que es un portal abierto a la morada de los dioses, una herida abierta en el propio tejido de la realidad al que cariñosamente llaman "Ojete del Terror". Con ese nombre se le quitan un poco las ganas de entrar, así que envía una nave expedicionaria. Que aunque en tiempo del caos pasa meses dentro de la tormenta, regresa solo unos pocos días más tarde con escasos supervivientes, eso sí, todos poseídos por demonios del caos.

Contramedidas activadas: "¡Echa pafuera, echa pafuera, echa pafuera copón!"

Se precisa de un acercamiento diferente. En lugar de ir directamente al Ojete del Terror, llamará por teléfono a través de un sacrificio humano. Algo que parece menos conflictivo, salvo por el detalle de que tiene los Custodes del Emprah pegados al culo. Lo que desemboca en un fatídico accidente laboral en que los Custodes acaban despedazados por sus recién estrenados Marines Poseídos.

Y A PARTIR DE AQUÍ LA COSA SOLO PUEDE IR A PEOR

El Primarca de los Portadores de la Palabra ha encontrado a los dioses y casualmente estos tipos también odian las tripas del Emprah. ¡Joder, que suerte! Le brindarán su apoyo y su poder, pero Lorgar tiene que conseguir que el máximo de Legiones posibles se unan a su causa. Y concretamente necesita a Horus y a sus Lobos Lunares o la rebelión fracasará antes de empezar.

Así que los Portadores hacen un programa de intercambio en el cual sus Capellanes sirven una temporada en las otras legiones, como embajadores de su Primarca y animadores de fiestas y eventos en general. Su primera misión la de instaurar las Logias dentro de las compañías de Speesh Meerens. Al principio no son más que fiestas de la salchicha, en las que los Lejías quedan para beber vino mezclado con queroseno, comer cortezas de cerdo, contar chistes verdes y cantar canciones de taberna en honor de algún animal totémico sagrado.

"Y hora os canto esta cansión, del perro rojo llamado Kron, que molaba mogollón..."

Y la cosa les sale bien, mediante un plan muy elaborado consiguen que Horus se pase al Caos y que las Logias se conviertan en sus fieles servidores. A los que se quedan fuera de las Logias los acaban purgando en Istvaan III y el combinado de Legiones Traidoras masacra a los Salamandras, Manos de Hierro y Guardias del Cuervo en Istvaan V.
Es en esa batalla cuando Lorgar tiene el primer atisbo de arrepentimiento, en el fondo solo odia al Emprah y al Rebote Girlyman. Su lista de futuribles a lo Arya Stark es más bien corta.

Pero su debilidad física y moral es algo que también vive entre su Legionarios, y aun teniendo superioridad numérica sus monaguillos espaciales caen a kilos frente a sus feroces hermanos leales, mucho más acostumbrados al combate a caraperro. Así que salta al foso y empieza a pegar mazazos a lo Sauron para marcar la diferencia. Y entonces le entra la risa floja, porque es la primera vez que hace algo así, ve salir volando a los pobres Guardias del Cuervo y se viene arriba. Pero como decía, Lorgar sabía mucho de libros pero poco de combate y Corax lo empala con sus garras en menos tiempo de lo que se tarda en decir "Trabucodonosor".

"No corras monaguilo que es peor, te vo a pillar igual!!"

Afortunadamente para Lorgar, Kurze pasa por allí y le salva del golpe de gracia, poniendo en fuga a Corax. Que en un alarde monumental de sentido común, decide que es mejor vivir para vengarse que acabar con la cabeza cortada y pinchada en el trono de Horus.

Y EN LA VERSIÓN EXTENDIDA CON COMENTARIOS DEL DIRECTOR

El Index acababa más o menos ahí, al final la Herejía era cosa de los Portadores de la Palabra, los traidores llegan a Terra, Horus muere a manos del Emprah, fundido en negro, abrimos con una imagen de una bandera de los Estados Unidos al viento, fundido en negro, aparece texto en blanco donde pone algo inspirador como "Miles de millones de Marines Espaciales dieron su vida por la democracia...".

Pero en las novelas la cosa tomó otro cariz. Como había que darle algo de protagonismo a Rubutu y sus Ultras, los autores se inventaron la historia esta de la Cruzada Oscura. Que es una ruta alternativa a la Herejía de toda la vida. Los Portadores se van a los 500 Mundos de Ultramar a reducirlos a cenizas. Lorgar solo necesita un papel impreso con la firma de Horus, para que Geyperman le abra las puertas de su casa a la flota de los Portadores de la Palabra.

"Daos vida niños, antes de que el Pitufo se huela la tostada..."

Casi de inmediato empiezan los tiros en Calth, y tras 6 horas de recibir cañonazos y de pedir el alto el fuego, Ganapan ata cabos y se da cuenta de que lo han traicionado. Abre un canal directo con Lorgar y le echa en cara lo que está haciendo.

Rebote: Llevas 6 horas tirándome bombas. Lo haces a propósito.
Lorgar: Que va...
Rebote: Todavia estás cabreado por lo de Monarchía.
Lorgar: Para nada. Eso está olvidado.
Rebote: Entonces para de dispararme.
Lorgar: No...
Rebote: ¿Ves? Eres una puta rencorosa.
Lorgar: ¡Empezaste tú!
Rebote: ¡¡Cumplía órdenes!!
Lorgar: ¡Te vi reírte!
Rebote: ¡¡Pero si no se ni sonreír!!

La transcripción completa de la pelea telefónica dura unas seis horas, y está llena de "y tu más", "en mí rebota y en tu culo explota", "el que lo dice lo es" y "eres gay por Sanguinius". Pero el caso es que Lorgar se pone las pilas y se sale con la suya.

Además aprende una valiosa lección en Istvaan V, y decide llevarse a Angron de guardaespaldas por si se cruza con Resope en alguno de los 500 mundos. Lo que sucede en Armatura, donde papa Ultrapitufo le hace un combo strike de 24 golpes a Lorgar que le deja la barra de HP por los suelos. Con su último suspiro activa el Angron Ex Machina, y Galliman pone pies en polvorosa.

¿Y COMO ACABA LA COSA? ¿Malamente?

Evidentemente en algún momento los Ultras podrán pié en pared y le darán la vuelta a la situación. Pero quedarán muy tocados como para llegar a tiempo al Palacio del Emprah, antes de que lo sienten para siempre en el Trono Dorado.

Los Portadores acabarán dividiéndose en dos grupos, que se instalarán al mismo tiempo en el Ojo del Terror y el Torbellino. Y sus Capellanes reconvertidos en Apóstoles Oscuros se dedicarán a predicar la palabra del Caos hasta el fin de los tiempos. Para su regocijo, resultará que tenían razón y el Emprah SÍ que era un dios.

Joder. Si es que era divino de la muerte. Mira que pelazo. Y que uñacas.
Pero sea como sea, Lorgar seguirá siendo un triste sin remedio. En el ranking de popularidad entre los Primarcas del Caos siempre estará de los últimos, por debajo incluso del triste de Perturabo. Lorgar fue un erudito metido a soldado, un hombre supersticioso que vendió su alma a los demonios porque no fue capaz de encontrar a dios.

Y sobre todas las cosas un manipulador manipulado, que ni siquiera puede sentirse orgulloso de ser el gran traidor que se adelantó a Horus y le acabó corrompiendo. Porque al final todo fue cosa de Erebus y Kor Phaeron, los verdaderos villanos de esta historia.

Y con Bruce Willis en el papel de Erebus McClane...

Lorgar además es presidente vitalicio del club de Primarcas que molan menos que sus hijos, y en la historia mucho más que a menudo se ve eclipsado por Argel Tal, Erebus, Kor Phaeron... incluso el pringado de Sor Talgron mola más.

Pero queda mucha Herejida por escribir todavía... y puede que nos de alguna sorpresa más, en el aspecto negativo.

-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+

Hasta aquí la lección aplicada de religión, la semana que viene una lección magistral sobre racismo encubierto, con el Primarca número 18.

viernes, 3 de noviembre de 2017

[Eddie Cabot] Desmontando a los Primarcas - Capítulo 16 - Horus Lupercal

"A veces uno cree tenerlo todo muy claro y conocer las claves del éxito. Te respalda toda una vida de experiencia y conocimiento acumulado, dispones del material necesario, de los fondos, tienes la idea, la visualizas en tu mente y te pones manos a la obra. Luego descubres que por mucho que te llames Kenneth Branagh y que sepas más de Shakesperare que el propio Shakespeare, nadie quiere ver tu versión Shakespiriana de Thor.

Cabe la posibilidad de que la gente solo haya ido al cine a ver a un tío cachas en mayas. Y tortas, muchas tortas. Y con algo de suerte a Kat Dennings con una camiseta ceñida. Y a lo mejor no les hace mucha gracia lo de Idris Elba como Heimdall, pero nadie abre la boca porque luego te tachan de racista cuadriculado.


Y entonces, dos películas más tarde aparece un kiwi llamado Taika Waititi, o Taiwa Taiwiki, o Tiki Waitata, o como infiernos se escriba. Y coge tu idea, le corta el pelo, le pone música de 8-Bits, bromas al estilo Agárralo como Puedas y te supera en recaudación y puntuación en la IMDB solo el primer fín de semana.

Moraleja: Shakespeare mola, pero no vale para todo"

...

Bienvenidos todos y todas a este remanso de paz a los que algunos nos gusta llamar los internets. Demos gracias a los poderes divinos por tener a bien crear la red de redes y darle sabor a nuestras por otro lado grises existencias. En la entrega de hoy de "Me lo habría esperado de otros Primarcas pero no de ti...", Horus el Señor de la Guerra, el verdadero motivo por el cual llevamos aquí 16 semanas escapando del tedio. Agarrarse fuerte a algo, que este es largo.

MÁS VALE SER TEDIOSO QUE ODIOSO (O las dos cosas a la vez, que se puede...)


Viajemos atrás en el tiempo, a la cuna de la civilización. Nos encontramos en la cuenca entre los rios Tigris y Eufrates, mucho antes de que nadie supiera de que el subsuelo de aquella zona estuviera a rebosar de petróleo y se convirtiera en una zona de guerra perpetua.

Mesopotámicos en la cola del primer Primark, ya entonces estaba reventado los sábados.

Los antiguos Mesopotámicos ya tenían su civilización más o menos apañada, con sus leyes, su sistema económico, su seguridad social y su religión. Es su historia de la creación del mundo, los dioses en plural se instalan en la tierra y crean unas formas de vida rudimentarias para que la trabajen y la adecuen a sus necesidades. Y más adelante unas formas de vida más elaboradas que son más agradables a la vista y hacen cosas como cantar, bailar, levantar templos para los dioses.

A los dioses les gustan más los pequeños mindundis bohemios, se sienten más cercanos a ellos. Y las formas de vida rudimentarias acaban sintiendo celos, que se convierten en una malsana obsesión y que hace que vayan a la guerra contra los dioses, una guerra que se tendrá que librar en el cosmos.

NO TE SIGO NI UN POQUITO...


Los Mestopotámicos acabaron desapareciendo como cultura, dejando paso a las tribus Semitas que adaptaron parte de su folklore y religión. Casi todo era tradición oral así que se cambiaban y adaptaban cosas. Pero en esencia las histórias significaban todas lo mismo.

Los seres humanos eran los elegidos, favoritos de los dioses, y las formas de vida creadas previamente en algún momento habían sentido envidia de ellos y habían librado una guerra en los cielos contra los dioses. Así es como llegamos a la religión cristiana aunque no a la actual, si no al antiguo testamento. Donde una parte de los ángeles de dios, llevados por los celos que sentían hacia los humanos dotados de alma inmortal, acababan yendo a la guerra contra dios y sus seguidores, por el control de los cielos.

¿Os acordais de cuando los de Darksiders iban a hacer el MMO de 40k?
Ellos tampoco...

No voy a preguntaros si os suena la historia, porque fijo que os suena. Pero si os hablara de otra historia, en la que un dios-emperador que lleva la luz a los confines del universo. Ve su labor truncada por una guerra civil, en la que el bando rebelde es liderado por su hijo favorito, primero entre sus ángeles (de la muerte)... Y que termina con el bando perdedor expulsado a una especie de infierno, donde mutan en formas horribles, y malviven amargados y enloquecidos con el único propósito de destruir a la humanidad...

LOS PELOS COMO ESCARPIAS

Sí niños. La Herejía de Horus es una adaptación de la Guerra en los Cielos de las religiones semitas. Los Ángeles de la Muerte del Emprah, los Marines Espaciales, libran una sangrienta guerra civil, porque Horus el primero y mejor de los Primarcas, quiere reemplazar al Emperador y ocupar su puesto. Así que tenemos al Emprah interpretando a dios, y a Horus haciendo de Lucifer. Aunque nuestro Horus moderno no es exáctamente un Lucifer al uso. El Lucifer de la religión es un bello y carismático ángel que siente envidia del alma inmortal de los humanos, y se enfada mucho con Dios por darle algo tan valioso a un montón de monos afeitados.

Los monos afeitados, motivo de discusión desde el principio de los tiempos.

Pero no es ese el caso de Horus, no tiene nada en contra de la humanidad. Lo que le pasa a Horus es que pierde la fe en el Emperador, y el hijo de dios que pierde la fe en su padre aunque fuera por pocos segundos, fue Jesucristo.

JESUCRISTO + LUCIFER = HORUS (Ni de coña...)

Hablemos de Horus. Como pasa con casi todos los Primarcas del Caos no se sabía un mojón de él. Salvo que era el achi-traidor definitivo. Pasó de ser el tío más super-leal del universo, a ser el traidor más grande que conoció la humanidad. A ver... vale, esto está escrito para niños, pero si lo pensamos fríamente no tiene ningún sentido.
-Por ahí va el Horus. Que no te vea arrimarte a ese traidor.-

La lealtad no tiene grados ni valores, eres leal, o no lo eres. Lo que define la lealtad, es las pruebas las que se somete la misma. Si hablamos de lealtad pura y dura, los menos leales sin duda fueron Kurze, Mortarion y Angron. Tampoco lo era Lorgar, que al primer rebote con el Emprah se cambió de bando. Mientras que en el otro extremo tendríamos a Rogal Dorn, que pese a todo lo que pasó siguió siendo leal al Emperador y a su legado.

¿En que posición deja eso a Horus? Que se sepa, por lo menos hasta ahora, el Emprah jamas lo puso a prueba. Dió por sentado que jamás lo traicionaría, porque se lo encontró el primero y tenía más relación con Horus que con el resto de Primarcas. Aun así, cometió un fatídico error... darle poder. Porque el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe de forma absoluta.



LAS COSAS EN EL FONDO DE LA NEVERA TAMBIÉN SE ACABAN CORROMPIENDO

Y de regalo le dieron una armadura, una legión
y una capa de piel de perro mutante.
El bueno de Horus se empotró con su cápsula de incubación en Chtonia, que con ese nombre podría haber sido una tienda de articulos del hogar para adoradores de Chtulu, pero no, era un mundo minero asqueroso y decadente a tope con ciudades-colmena que hacían que Necromunda en comparación pareciera las vegas. Y como por aquel entonces era una miniatura de Necromunda, le faltaba mucho para costar la friolera de 80 pavos de resina. De manera que tuvo que formar su propia banda de pandilleros, llamada "Horus y 9 tíos más". Pero la campaña le fue tan bien que ganó el planeta entero.



No obstante hay fuentes que afirman que fue Horus quien encontró al Emprah, que se plantó en Terra y salieron los dos desde ahí a la Gran Cruzada. Y que todo el rollo del acento de gangster de Chtonia es una película que se montaron para que pareciera un Primarca más y no el favorito del Emprah. Luego lo de siempre, vino el Emprah, te vienes conmigo a la cruzada, no te preocupes, que ya le cogerás el tranquillo. Y va a ser que no tuvo ningún problema, porque mientras otros Primarcas corrían en pelotas por su planeta y mataban cosas con un palo. Horus ya era un maestro de la guerra de guerrillas y los tiroteos en las distancias cortas.



PERO LA COSA SE TORCIÓ (Una vez más...)

Horus tenía el superpoder de ser el mejor líder, no solo en lo militar, también en lo político y hasta en lo mediático. El hombre hacía las cosas como se tenían que hacer, siempre sabía cuando tocaba colleja y cuando tocaba palmadita en el hombro. Pero la cosa se empieza a ir a la mierda el día en que no interpreta bien las señales. Paga su error con la vida de Hastur Sejanus, su capitán favorito por ser el más carismático y enrollado. Un tío que no tenía una mierda de soldado y si mucho de diplomático. Su desaparición jode de forma irremplazable una de las cuatro patas del taburete formado por su consejo de capitanes, el Morninpeich.

Horus y el Morninpeich, en plan moña entrañable.
Para entonces Horus está más estresado que un pavo escuchando una pandereta, el Emprah que tiene cosas mejores que hacer lo ha nombrado Señor de la Guerra y lo ha dejado al mando de la Gran Cruzada. Y Horus tiene la bandeja de entrada del correo espacial lleno de e-mails terroristas de sus hermanos cagándose en todo, discutiendo su órdenes y pidiendo más recursos y más reconocimiento. El único que le brinda algo de apoyo es el bueno de Sanguinius, que no alberga maldad en su corazón y lo felicita por el nombramiento. Pero en plan sincero, no como el borde de Lion que le dijo "...de todos los patanes que había para elegir no eres el que me cae peor".

El delicado equilibrio moral y emocional de Horus se sostiene sobre los hombros de Garviel Loken, un pringado al que fichan porque parece honesto e inofensivo. Pero su falta de experiencia hace que no esté lo bastante atento a las señales, y a la larga eso le cuesta a todos muy caro.

 

ESTO TIENE MALA PINTA (Para no variar...)

En cierto momento los Lobos Lunares acuden a rescatar a los Hijos del Emprah de un planeta a lo "Cariño he encogido a los niños", donde las cucarachas tienen el tamaño de un rhino y saben ninjitsu. Después de arrasar con bicho-city, una flota combinada de humanos y aliens acude a la órbita del planeta a pegarles la bronca a los speesh meereens, porque esos bichos estaban ahí encerrados de forma intencionada. 
¿Es que no sabéis leer? En ese cartel lo pone bien clarito. ¡Planeta prisión, no dar de comer a los megarácnidos!

Peligros de echarle chuscos de pan a los animales salvajes.

Pero pese a todo Horus se pone muy contento, ha atrapado por pura casualidad a los Interex, la retaguardia de los colonos humanos que huyeron de Terra cuando la era de los conflictos estaba en su apogeo. Y parece que se llevan bien con algunos aliens, en la mente de Horus se forma la idea de que humanos y aliens puedan colaborar para conquistar la galaxia, ahorrarían mucho tiempo y esfuerzo si no tuvieran que matar a cada forma de vida alienígena que se encuentran por el camino.

Mientras disfruta de la hospitalidad de sus nuevos "amigos", Horus se regocija en la idea de ser más listo que el Emprah y darle un empujón sin precedentes a la Gran Cruzada. Pero en la expedición les acompaña el ambicioso Capellán Erebus de los Portadores de la Palabra, que roba de un museo alienígena una espada demoníaca y saltan todas las putas alarmas. Horus que no quiere empezar con mal pie, pide un poco de orden y trata arreglarlo hablando mientras las balas silban a su alrededor. Pero como no tiene ni idea de lo que es la disformidad, no sabe lo que hay en juego y aunque tarde, no le queda más remedio que contraatacar y aniquilar a todo Interexiano.
 
Se acabó el poner la otra mejilla...
En ese momento Horus siente una gran fustración y se da cuenta de que su padre lo puso al mando, pero no le preparó para situaciones como esta. Su plan para aliarse con los Interex fracasa estrepitosamente, y bañado en la sangre de sus hijos y sus enemigos clama al cielo y grita... -Padre, por qué me has abandonado...-
(Si el Emprah llego a escucharle o no, es algo que no sabremos hasta la última novela).


HORUSCRISTO SUPERSTAR EL MUSICAL

Con la moral un poco más que tocada, Horus vuelve a Davin, un mundo ya conquistado, porque se ha desmadrado la cosa. Y la cosa se ha desmadrado tanto que los Lobos Lunares son atacados por demonios de Nuegle y Horus acaba a tortas con una gran inmundicia que le clava un cuchillo oxidado donde más le duele. Horus que no estaba vacunado contra el tétanos espacial acaba muy malito y comatoso. La ciencia moderna no puede hacer nada por salvarle, así que cuando el siempre oportuno Capellán Erebus dice de llevarlo a un curandero local nadie se opone.

A la entrada del consultorio hay cartel donde pone "Solo usamos productos naturales y mágia demoníaca", pero como nadie sabe leer lengua del caos, es ignorado por completo. Mientras los brujos de Davin "curan" a Horus, Erebus usa un conjuro para meterse en su febril sueño y manipularle haciéndose pasar por Hastur Sejanus, en este momento es cuando asistimos a la versión más chorra de Cuento de Navidad jamás escrita.

"-Niño, coge 50 leuros de la cómoda y trae el pavo más grande que haya en el Mercadona...-
Dijo el Señor de la Guerra mientras azuzaba las brasas con su garra blindada."

Erebus le enseña el pasado a Horus. En el pasado descubre que todos los Primarcas son criaturas de naturaleza disforme, y que su poder semidivino no proviene de la ciencia del Emprah si no del poder de los dioses del caos. Horus todavía no está muy convencido, así que Erebus le enseña el futuro, uno en que Horus no cambia su lealtad hacia el Emprah, pero aun así no está entre los considerados héroes. Y tanto él como sus aliados serán borrados de la historia. Magnus hace una de sus entradas dinámicas en el sueño de Horus y desenmascara a Erebus, pero el Capellán se defiende diciéndole a Horus que en todo momento le ha contado la verdad.

En ese momento la cosa parecía muy chorra. Todos pensamos que McNeill había desperdiciado la oportunidad de su vida para narrar el punto de inflexión más importante de esta historia. El momento en el que Horus cambia de bando y los motivos que le llevaron a ello. Pero la cosa tiene más miga de lo que parece al principio, primero porque en ese futuro Horus ve una cosa que está muy clara, la Herejía va a suceder igualmente. Puede que no sea Horus quien la empiece, pero como suceder va a suceder y hermano luchará contra hermano en una galaxia en llamas.

La peor pesadilla de un tanque. Un robot lento cual tortuga,
 se acerca gritando y moviendo los brazos como si fuera un puto lego.

Luego está el otro detalle, Horus está condenado a fracasar, por el sencillo motivo de que en realidad no es el chosenone. Y su hijo genético, Abbaddoabbaddon es quien está destinado a lograr la victoria sobre el imperio de la humanidad. Esto último no lo sabe, pero tiene claro que haga lo que haga no va a cambiar el resultado, así que decide ser protagonista.

UNAS POCAS PÁGINAS CONVERTIDAS EN 60 y PICO NOVELAS

Lo demás lo conocemos de sobras, Horus pone de su lado a la friolera de 8 legiones. Masacran a tres legiones leales en Istvaan, dejan a los Lobos y los Ultras tocados de muerte, y los Oscuros andan enfrascados en su propia guerra civil. Solo quedan tres Legiones para defender Terra y no pinta nada bien para ellos la situación. Es cuestión de tiempo que los defensores se vean superados y los traidores conquisten Terra.

La nave de Horus tenía ojos. Cuesta creer que se les colara el Emprah.
Pero Horus no va bien de tiempo precisamente, si el resto de Legiones leales se reagrupa y rompen su asedio tiene posibilidades de perder la guerra. Su liderazgo se tambalea a medida que sus hermanos juran pleitesía a los dioses del caos y necesita acabar la cosa rápido. Opta por bajar los escudos de su nave insignia, el Espíritu Vengativo, y espera a que el Emprah se teleporte allí para un duelo final. Es una emboscada para tontos, pero merece la pena el riesgo.

ROUND ONE... ¡¡FIGHT!!
Si la cosa le sale bien, Horus descabezará a la resistencia y su liderazgo entre los traidores será indisputable. Además quebrará la moral de los leales, que resisten en el palacio del Emprah defendiendo cada centímetro de terreno. Sin el Emprah para inspirarles que se vendrán abajo y serán masacrados de forma inmisericorde en tiempo record. Con la victoria definitiva y el control de Terra, ninguna legión, leal o traidora, volverá a desafiar a Horus.

Bonito, pero la cosa no le sale bien. Aunque le cuesta su salud y el plan de jubilación, el Emprah consigue dar muerte a Horus. Y las tornas cambian por completo, la moral de los traidores es la que cae en picado, y el desorden se apodera de sus filas. Los defensores en clara inferioridad numérica logran expulsar a los traidores porque la cadena de mando se va a tomar por el culo y acaban todos a ostias entre ellos. Aunque el mayor porcentaje de ostias se van para los Hijos de Horus a quien todos culpan del fracaso de la campaña.

EL RETORNO DE HORUS (La venganza...)

El archi-villano de esta historia nunca acaba de irse. Es el recordatorio de que todo puede salir mal, y que hasta el tipo más leal puede cambiar de bando y liártela parda. En la novela de "Talon of Horus" (no se si está en castellano ya), nos explican que los Hijos del Emprah roban el cuerpo de Horus y lo clonan, con la idea de tener un Señor de la Guerra a sus órdenes con el que someter a las demás Legiones. Pero también que su plan está destinado a fracasar porque Horus solo es una prueba de los dioses del caos.

Eso sí, su experimento sumió a la galaxia en una guerra que duró 7 años,
mató a millones. Y 10.000 años más tarde perdura el  conflicto.

Un primer intento de conquistar el universo a través de la humanidad, mediante el uso de esos semi-dioses que son los Speesh Meereens. Y que su verdadera apuesta es Abaddon, que a diferencia de Horus si tiene una verdadera visión global de conflicto y a la larga está destinado a ganar la guerra contra el Imperio. Lo que no se sabe es que consecuencias reales tendrá todo esto, y si Abaddon está de verdad del lado de los dioses del caos.

+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+

Se me quedan muchas cosas en el tintero, sobretodo porque la Black Library va a añadiendo material a medida que escribo y están sacando novelas de Primarcas como si no hubiera un mañana. Por lo que mucho de lo que voy citando del canon clásico se va reescribiendo y el actual se aleja lenta pero inexorablemente. La semana que viene...

¿Quien toca? ¡AH! El Space Monaguillo en persona, Lorgar de Jesús.

jueves, 2 de noviembre de 2017

[Sr. Marrón] Los Mercenarios se van de Picnic.


Bueno, pues después de tanta teorymachine, y de jugar a medio gas, toca demostrar que en realidad soy un Patán, así que me junté con otros dos para volver a la carga con el Patanes Team, y volver a participar en el 3hmtc-fall-2017



Algunos se preguntarán ¿Por qué has decidido llevar Mercenarios en vez de Trollblood?


Bueno, la verdad es que en el anterior no quedamos nada mal, creo que 6º o 5º, y me doy un canto en los dientes. Pero como soy así, y sabiendo que habían aplicado la actualización de Trollblood habría mucho jugador trollblood que le entusiasmaría estrenar juguetes, y como en el anterior ya los llevé y no quería repetirme y podría utilizar como motivación para pintar; me decidí por mis queridos Hombres Libres.

Sin más preámbulos, estas son las listas, ambas son con dos Theme, porque casi ya no concibo el juego sino me lo pongo un poco difícil.


Theme: The Irregulars
4 / 4 Free Cards     75 / 75 Army


Armory - Steamroller Objective

Drake MacBain - WJ: +30
-    Mule - PC: 15 (Battlegroup Points Used: 15)
-    Vanguard - PC: 11 (Battlegroup Points Used: 11)
-    Nomad - PC: 11 (Battlegroup Points Used: 4)

Raluk Moorclaw, the Ironmonger - PC: 0
-    Nomad - PC: 11
Rutger Shaw, Professional Adventurer - PC: 0
-    Mangler - PC: 15
Eiryss, Mage Hunter of Ios - PC: 0
Lanyssa Ryssyl, Nyss Sorceress - PC: 0
Rhupert Carvolo, Piper of Ord - PC: 4

Captain Sam MacHorne & the Devil Dogs - MacHorne & 9 Grunts: 18
-    Freebooter - PC: 9
Steelhead Halberdiers - Leader & 9 Grunts: 11

Estar en batalla no significa no disfrutar de un buen habano

A esta lista la podría llamar Ordic Power, por la cantidad de minis órdicas que llevo, pero no, es una lista secundaria que llevo, con los restos de la siguiente. Y la verdad es que me resultó muy divertido el concepto de llevar montones de jack marshalls.

El Grupo de Batalla de MacBain es un poco de todo: jack de asalto, jack de disparo, y el Vanguard para un poco de todo y proteger a Macbain

Los jack marshall, he escogido a tres, los tres tienen la regla de Iron Sentinel, para incrementarles la supervivencia. El caso más desastre, por eso, es Raluk, inicialmente su Nomad era un Rover, pero tenía que rascar puntos para meter al rockero, así que su habilidad de dar Asalto no va a servir de mucho, pero bueno, como un Nomad de segunda línea esta muy bien. El Mangler va a ser un buen ariete, carga gratis y Rutger le va a dar Crusher todo el rato (+2 daño y un ataque adicional); mientras que los DD van a asistir al Freebooter, derribando a personal para que este simpático jack lo disfrute.

Finalmente los Steelheads están para lo que están, molestar, y provocar los bonos de Flanqueo (sí señores, los tres jacks controlados por los jackmarshall tienen flanqueo).

Acabo la selección con Lanyssa para tener algo de ataques mágicos, y un conjuro para incrementar el rango de amenaza. Y Eyriss porque es gratis y pone muy nerviosa a la gente, además me gusta tener siempre algún as antimagia.

En el caso del objetivo, lo comparto con la otra lista: la armería. Será necesario contra depende que listas....

Lo curioso es que sin proponerlo, está lista se puede portar muy bien frente a depende que listas, porque he visto un montón de listas de Cyriss y pueden brillar mucho los Devil Dogs.

Los Devil Dogs haciendo de las suyas

Theme: The Kingmaker's Army
2 / 2 Free Cards     75 / 75 Army


Armory - Steamroller Objective

Magnus the Warlord - WJ: +28
-    Mangler - PC: 15 (Battlegroup Points Used: 15)
-    Renegade - PC: 10 (Battlegroup Points Used: 10)
-    Rover - PC: 15 (Battlegroup Points Used: 3)
-    Vanguard - PC: 11
-    Renegade - PC: 10

Orin Midwinter, Rogue Inquisitor - PC: 0
Stannis Brocker - PC: 0

Greygore Boomhowler & Co. - Boomhowler & 9 Grunts: 17
Steelhead Halberdiers - Leader & 9 Grunts: 11
Steelhead Riflemen - Leader & 9 Grunts: 14

Los tullidos también pueden ir a la batalla.

Me encanta esta lista, es tán temática, Magnus y todos sus colegas (faltaría Saxon Orrik, tal vez), es una lista con un poco de todo, tiene disparo, tiene algo de magia, tiene una unidad con Emboscada, y un grupo de batalla potente. Tal vez le fallará el TodoTerreno (te echaré en falta Saxon Orrik). Pero en fin, todo no se puede tener.

No hay mucho que decir, se podría decir que son tres bloques: bloque Steelhead con fusileros y alabarderos con Stannis coordinándolos; bloque de Magnus y sus Jacks con Orin apoyando; y el tercer bloque que llega cantando en emboscada.

Una lista muy simple, y con de todo un poco. En esta ocasión la elección de Armory es para compensar la falta de ataques mágicos.



Como véis, he procurado no repetir personajes entre ambas listas, ya que no recordaba si habían o no restricciones al respecto, al final no había, pero mira, me ha permitido jugar variado.
La verdad es que resulta curioso jugar con Mercenarios, cuando no encuentras combos aberrantes ni maneras de jugar "evidentes", así que lo considero un desafío. Pero la verdad es que ninguno de los tres vamos a grandes aspiraciones, porque no jugamos en plan profesional, en otras palabras: vamos a echar el rato.


Si os interesa, de momento, podéis ver aquí las listas de los participantes.


Un saludo